Saltar al contenido

¿Cuándo vender las acciones?

Cuándo vender acciones

Hay algunos factores que indican cuándo es momento de analizar y vender las acciones, tenerlos presentes ayuda a disminuir pérdidas y salir bien librado de un posible desastre, en este contenido podrás conocer las señales que denotan que es tiempo de vender. 

Al adquirir acciones en una compañía, se espera obtener ganancias a través de estas, ya que se aporta el capital al proyecto de alguien más para que trabajen con él, como resultado se es dueño de una porción de la empresa y se tiene derecho a ganancias, pero, una vez que se cuenta con ellas, ¿cuándo es el momento de soltarlas? 

Si bien no se adquieren las acciones pensando en deshacerse de ellas (a menos que ese sea el método de inversión, la compra y venta de activos), la venta es una probabilidad, las razones son variadas, no todas implican la existencia de pérdidas, incluso pueden ser personales. Existe una serie de puntos que guían para definir el momento en el que hay que cederlas a otro. 

¿En qué momento debo vender mis acciones?

Obtener recursos a través de las acciones puede deberse a recibir ganancias derivadas de la empresa o a venderlas, pero antes de ahondar en cuáles son las situaciones que indican que se deben ofertar las acciones es importante remarcar algo: no hay que aferrarse a ellas.

Se puede apreciar una compañía, su labor, lo que produce, hasta su filosofía, pero apegarse a una empresa (y a las acciones que se han adquirido en ella) podría ser dañino para el inversionista, pues cabe la posibilidad de que se convierta en la causa por la cual pierda junto con la organización cuando esta deje de registrar ganancias. Una vez que se tenga claro que las acciones son una inversión, será más fácil evaluar los siguientes puntos que indican que se deben vender las acciones. 

  • Alza continua. Si se percibe que ha sido prolongado el tiempo en el que el valor de las acciones se ha elevado, es momento de analizar y, si así lo demuestran los pronósticos, vender. Ni las acciones escapan a las leyes de la física, lo que sube, también baja, así que en algún momento se detendrá el ascenso y comenzará a disminuir el precio
  • Malas noticias. Como lo evidencian los noticieros, la información negativa sobre una empresa afecta el valor de sus acciones, por ello, si ha entrado en una racha de malas noticias frecuentemente, es buena idea considerar la venta. 
  • Los fundamentos se invalidan. Si las razones que llevaron a comprar acciones han dejado de ser válidas debido a un cambio en la estrategia o en la estructura de la organización, entonces es tiempo de considerar poner a la venta la participación. 
  • Hay opciones mejores. Cuando se han analizado las ofertas y se considera que hay una oportunidad para adquirir acciones que generarán mayores ganancias que la empresa en la que se participa, pero no se cuenta con capital, entonces pueden venderse las acciones de las que se dispone para adquirir otras. 
  • Problemas con las ganancias. Al identificar que la capacidad de la empresa para producir ganancias a largo plazo (el motivo por el cual se adquieren las acciones) se ha visto perjudicada y no mejorará, es tiempo de valorar vender las acciones. 

Como puede notarse, en todos los factores anteriores el punto clave e imprescindible es mantenerse informado para tomar decisiones acertadas. En el mundo de las inversiones, la información real y adecuada es lo más importante, aunque no siempre es necesario dedicar horas a recopilar datos y estudiar, por ejemplo, quienes invierten en aplicaciones como Bitcoin Miner y Green Gold disponen de sistemas que les entregan los resultados de complejos análisis del mercado para que los usuarios solo tomen decisiones. Selecciona la forma de inversión que más se adecue a ti y procura tu bienestar. 

 

Fuentes consultadas:

  1. https://expansion.mx/finanzas-personales/2019/03/11/cuando-es-el-mejor-momento-para-vender-una-accion