Saltar al contenido

Inversiones a largo plazo: ventajas y ejemplos

inversiones a largo plazo

Ya decidiste que quieres comenzar a invertir, o apenas estás viendo cómo es el panorama, y te has topado con los plazos de las inversiones. En cuestiones de dinero es importante saber por cuánto tiempo no podrás contar con él o hasta cuándo comenzarán a llegar las ganancias, por lo que tener claro cuál es el plazo de inversión es indispensable.

¿Cómo se clasifican las inversiones?

Las inversiones se pueden clasificar de diferentes maneras, una de ellas es por periodos de tiempo, es ahí donde pertenecen las inversiones a largo plazo, junto con las de corto y medio.

Cuando se entrega dinero a una empresa o gobierno en préstamo para que trabajen con él, se establece el plazo en el cual harán uso de él, los momentos en los que se pagarán los porcentajes de ganancias y en los que se devolverá el dinero (o no, como en las acciones). Las inversiones a largo plazo son el periodo más extendido, es decir, se pretende que el dinero esté invertido por más de tres años.

Ventajas y beneficios de las inversiones a largo plazo

Frente a las inversiones de corto plazo, las cuales pueden tener un riesgo elevado, las inversiones a largo plazo presentan algunos beneficios que las vuelven bastante tentadoras para algunos compradores, sobre todo si no se desea monitorear constantemente el movimiento de los precios o no existe problema alguno en recibir las ganancias dentro un largo tiempo, estas son algunas:

  • Se reducen los costos al invertir, puesto que se paga una menor cantidad en impuestos.
  • No hay incertidumbre constante, pues se realizan en mercados no volátiles.
  • No hay necesidad de revisar constantemente la información sobre la volatilidad o los cambios en el mercado.
  • El riesgo es menor, por ejemplo, si se invierte en acciones de empresas sólidas, la probabilidad de que disminuyan su valor es baja.

Ejemplos de inversiones a largo plazo

Son muchas las maneras en las que puedes invertir a largo plazo, puesto que, mientras se disponga el dinero por un plazo de tiempo mayor a tres años para recibir ganancias en el futuro, se habla de inversión a largo plazo, así que a continuación se encuentran las más conocidas.

  • Bolsa de valores. Las inversiones en la bolsa permiten diversificarse tanto en activos como en geografía. Una de las mayores ventajas es que si se necesita de forma urgente el dinero, puede recuperarse rápidamente.
  • Bienes inmuebles. Al comprar terrenos, edificios, casas u otros inmuebles es posible venderlos a un mayor precio en el futuro, así como rentarlos.
  • Acciones. Normalmente, este tipo de adquisiciones se hacen a largo plazo, es decir, comprar títulos en una empresa para venderlos a futuro u obtener los dividendos (utilidades) que se reparten.
  • Criptomonedas. Este es el modo de inversión que está revolucionando la economía, puesto que permite que todo aquel que lo desee, y desde donde quiera, invierta en monedas virtuales, las cuales han subido rápidamente su valor. ¿Sabías que hay personas que invirtieron muy poco en bitcoins y en poco tiempo tenían millones de dólares?