Saltar al contenido

¿Cómo aprender a invertir?

cómo aprender a invertir

Si tienes dudas acerca de cómo aprender a invertir, ¡has llegado al lugar correcto! Con estos consejos pronto te preguntarán cómo es que puedes darte tantos lujos sin trabajar más. 

Muchas personas se encuentran tras el mismo objetivo, invertir, pues han escuchado de los beneficios que genera el disponer sus ahorros en los instrumentos financieros y divisas: el dinero trabaja para ellos y se multiplica de forma continua. Para quienes desean ingresos extra, como una forma de trabajar o los que ya no quieren laborar, solo recibir ganancias, las inversiones son opción: todos pueden aprovecharlas

La agencia DEEP Market Research realizó una investigación en la cual detectó que Chile, Perú y Colombia tienen un nivel intermedio de inversión, siendo el último de los países mencionados el que logró un puntaje más alto en actitud. Por su parte, de acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, hasta marzo de 2021, en México había 1.3 millones de cuentas de inversión repartidas en 35 casas de bolsa.

La tecnología y las instituciones han desarrollado propuestas cercanas a la población trabajadora o que recién comienza a engrosar sus cuentas. Pocos requisitos, pequeñas cantidades a depositar, diversidad de opciones y publicidad que trata de atraer la atención y elección de los posibles clientes, las ofertas de inversión ya no están reservadas para un selecto grupo o en limitadas locaciones, como las metrópolis. 

Aún con lo conocidas que son las inversiones, no lo es tanto cómo adentrarse a ellas o escoger la adecuada, pues la educación financiera no se ha extendido lo suficiente. El Banco de Desarrollo de América Latina compartió que entre los beneficios de la educación económica y financiera se encuentran la inclusión, faculta para la decisión de políticas sociales y económicas, empodera a los ciudadanos y los capacita para elegir su futuro financiero. 

¿Cómo puedes aprender a invertir?

Para que seas tú quien decida el estado de tu cartera, es importante que tengas presente cómo administrar tus recursos e invertirlos para que, en vez de mantenerse estancados, generen ganancias. ¡Estos consejos te serán útiles!

Decide el tipo de inversión

La primera parte es seleccionar la forma en la que dispondrás tus ahorros, como leíste en algunas líneas arriba, hay múltiples maneras y cada una presenta ciertas características que la vuelven más o menos atractiva. Algunos de los métodos en los que puedes invertir son: títulos de deuda, acciones, materias primas, inmuebles y divisas.

Aprende sobre el tipo de inversión

Si ya encontraste en qué colocarás tus ahorros, es momento de aprender sobre ello, por ejemplo, qué lo caracteriza, el riesgo que implica o quién lo ofrece. Puedes iniciar tratando de responder preguntas básicas como “¿qué es?”. En plena era de las tecnologías de la información y la comunicación, cuentas con muchos medios para indagar, desde libros hasta plataformas digitales especializadas, ¡incluso podcast!

Cuestiona todo

El vocabulario financiero es extenso y hay algunas palabras que es imprescindible tenerlas claras para entender qué te ofrecen o cuáles son tus obligaciones y riesgos. Términos como liquidez, tasa, rendimiento, capital o plazo son comunes, así que puedes empezar con estas. 

Mientras más fácil, mejor

Las opciones para invertir son cada día más, la innovación está presente en ellas para hacerlas más fáciles, eficientes y con un mínimo margen de error, como en el caso de las plataformas de comercio de criptodivisas, en las cuales el usuario no requiere conocimientos previos y, en la mayoría de las ocasiones, lo único con lo que debe contar es un dispositivo con acceso a algún explorador de Internet. 

Aplicaciones como Bitcoin Champion se han propuesto que cualquier persona sin conocimientos de economía o finanzas pueda ganar a través de las monedas virtuales. Un eficaz y rápido algoritmo se encarga de evaluar las oportunidades del mercado, además, pueden realizarse varias operaciones a la vez. Con la herramienta adecuada, la mayor parte de tu tiempo de estudio será dedicado a saber cómo administrar tu fortuna.